Cómo hacer un Caleidoscopio: Un divertido taller de manualidades para niños

Un divertido taller de manualidades para niños en el que descubrirás cómo hacer un caleidoscopio casero.

Si estás buscando una actividad creativa y entretenida para hacer con tus hijos, te traemos un taller de manualidades en el que podrán crear su propio caleidoscopio. En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo realizar este fascinante proyecto, en el que podrán explorar y crear impresionantes figuras geométricas.

Materiales necesarios

Para llevar a cabo este taller, necesitarás los siguientes materiales:

  • Tempera escolar
  • Un bote de 25 ml de tempera amarilla con pincel incluido
  • Rotuladores
  • Cola blanca o de vinilo
  • Lápiz de grafito
  • Hojas de papel iris Canson de tamaño A4 (120 gramos)
  • Cartulina iris metalizada Canson de 50 x 65 centímetros en color plata
  • Cinta de carrocero
  • Un tubo de cartón
  • Compás
  • Tijeras
  • Regla
  • Una cañita de plástico

Decorando el tubo de cartón

Comenzaremos decorando el tubo de cartón que servirá de base para nuestro caleidoscopio. Utiliza la tempera escolar y el bote de 25 ml de tempera amarilla con el pincel incluido para pintar el exterior del tubo. Una vez seco, pega tiras de cinta de carrocero de forma aleatoria en diagonal, vertical y horizontal. Esta técnica creará diferentes espacios geométricos que posteriormente podrás pintar con colores vibrantes y alegres.

Preparando la zona reflectante

Para crear la zona reflectante en el interior del tubo, utiliza cola blanca y pega verticalmente la cajita de plástico, dejando que sobresalga la punta por uno de los extremos, aproximadamente unos cuatro centímetros.

Construyendo el prisma triangular

Ahora procederemos a construir un prisma triangular con cartulina iris metalizada Canson de color plata. Recorta tres tiras del largo del tubo y lo suficientemente anchas como para formar un triángulo. En nuestro caso, las tiras serán de 19 centímetros de largo por 6,5 centímetros de ancho. Pega las tiras entre sí por el reverso de la cartulina utilizando cinta de carrocero, formando así un triángulo con la parte plateada en el interior del prisma.

Preparando las plantillas y decorándolas

Utilizando una regla, mide el ancho del tubo de cartón y, con el compás, traza tres círculos de cartulina blanca. Asegúrate de que el diámetro de cada círculo sea dos centímetros más grande que el ancho del tubo. En nuestro caso, con un tubo de 8 cm de ancho, hemos trazado tres círculos con una abertura de 10 centímetros, obteniendo así tres círculos con un ancho de 20 cm. Recorta los círculos y decóralos a tu gusto utilizando los rotuladores. Los rotuladores y otto turbo maxi son ideales para este proyecto, ya que cuentan con una punta de 5 mm de grosor que está bloqueada y es resistente. Además, sus tintas son seguras a base de agua y tienen una larga duración. También son fáciles de eliminar de la ropa y las manos con agua y jabón.

Ensamblaje final del Caleidoscopio

Para finalizar, realiza un agujero en el centro de cada círculo de cartulina y coloca las plantillas en la punta de la cañita de plástico que sobresale del tubo. ¡Y listo! Tu caleidoscopio casero está terminado.

Ahora, cuando mires a través del tubo y gires las plantillas, descubrirás hermosas figuras geométricas que seguramente te sorprenderán. ¡Es una experiencia fascinante para niños y adultos por igual!

Anímate a crear tu propio Caleidoscopio

Si te ha gustado este proyecto de manualidades para niños, te invitamos a que lo intentes en casa. Es una actividad divertida que fomenta la creatividad y la exploración de formas y colores.

Esperamos que disfrutes creando y explorando con tu caleidoscopio casero. ¡Diviértete y deja volar tu imaginación!

Si te ha gustado, ¡comparte esta página con tus amig@s y familiares!

5/5 - (17 votos)

Art Attack

Ver todo

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *